Cerveza Archipielago

0
21

La marca cuenta con cuatro variedades, todas producidas con agua de vertiente

Cerveza Archipiélago: la
premiada revelación de
Isla Juan Fernández

Su creador llegó en 1999 a la isla. El alto precio de las cervezas
importadas lo hizo animarse a fabricar un producto propio.

 

Cuando recién llegó a vivir a
Juan Fernández, en 1999,
Claudio Matamala tuvo
un problema muy importante para
una persona joven. El precio de
las cervezas en la isla estaba por
las nubes. “Todo en Juan Fernández
hay que traerlo desde el continente
y eso elevaba los valores
de forma inevitable”, dice Matamala,
quien lejos de achacarse hizo
lo que haría alguien ingenioso y
busquilla: se sumergió en internet
y averiguó todo lo que necesitaba
para producir su propia cerveza
casera.
El resultado fue mejor de lo que
esperaba. Su producto comenzó
a llamar la atención de sus amigos
en la isla y Matamala comenzó
a moverse para producirla en
grande. Primero la llamó Cerveza
Insular, pero al rato la rebautizó
como Cerveza Archipiélago.
“Compramos las materias primas
y el equipo. Gracias al apoyo de
Sercotec e Indap, compramos
equipos de 150 litros e instalamos
una planta de proceso y una terraza
en la cual prestamos servicios
de degustación de las cervezas
y otros productos típicos de la
isla”, comenta el empresario.
A poco andar comenzó a proveer
de cerveza a los restaurantes
y hoteles de la isla, lo que hoy
significa el 50 por ciento de sus
ventas. También llegaron los premios.
“Logramos una medalla de
bronce en la Copa América de la
cerveza y una medalla de oro en el
Andes Wine, ambos en 2011. Ese
mismo año Indap nos dio un reconocimiento
como mejor microempresa
de la región”, cuenta
Matamala.
Insumos escogidos
Cerveza Archipiélago viene en
un único formato de botella de
330 cc, y cuenta con cuatro variedades,
con nombres de lugares o
personajes ilustres del archipiélago:
la Alejandro Selkirk Stout Ale,
Santa Clara Ambar Ale, Robinson
Lager Americana, y la Islas Desventuradas,
cerveza alemana de
trigo. “Todos los productos son
elaborados con cebadas belgas,
lúpulo alemán y agua de vertiente
de la isla”, acota Matamala.
–¿Por qué con agua de vertiente,
Claudio?
–Por vivir en una isla, no tenemos
agua de napas subterráneas,
estanques, ni embalses. El
agua que consumimos es de vertiente.
Pero esto resultó ser un
plus para el producto. El agua de
vertiente es más blanda, lo que
favorece la producción de la cerveza.
–¿Cómo la consigo en el
continente?
–Los envíos hacia el continente
los realizamos por intermedio
de WhatsApp y también a través
de la página http://cervezaarchipielago.
cl. Enviamos en cajas de
12 unidades mínimo. Pueden ser
surtidas o de un solo tipo.
–¿Cómo logran un marketing
eficaz estando tan lejos
de mercados más grandes,
como Santiago o la V Región?
–Principalmente nos hemos
publicitado por el boca a boca, a
través de los turistas que llegan a
la isla y que luego nos siguen encargando
la cerveza. También diseñamos
un mapa bilingüe (inglés
y español) para que los turistas
puedan llegar a las instalaciones
de la cervecería. Estos son
entregados en los hoteles y en líneas
aéreas.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here